La piedra imán del Real Gabinete

Autor:
  • Carmen Martínez

El magnetismo es un fenómeno que ha llamado la atención desde la antigüedad. En el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) hay un artefacto fabricado en París en 1757 que  demuestra esta fuerza de la naturaleza. Consiste en una magnetita de gran tamaño que sostiene una pieza de metal de 27 kg. Fue una de las más singulares que existían en Europa a finales del siglo XVIII, por lo que cautivaba al público que visitaba el Real Gabinete.

 

imán madrid
Piedra imán montada en un soporte que muestra su fuerza magnética sosteniendo una pieza de plomo, fabricada en  París en 1757. Imagen: Servicio de Fotografía del MNCN.


Un imán natural es un mineral que genera un campo magnético estable a su alrededor orientado en base a dos polos, denominados polo norte y polo sur. El más poderoso es la piedra imán, también conocida como magnetita (Fe3 O4). Este mineral de color gris oscuro o negro adquiere un aspecto brillante cuando se pule. Si le damos a una piedra imán la libertad de girar en cualquier dirección, su polo norte magnético siempre se alineará con el polo norte geográfico de la Tierra.

iman londres
Piedra imán 1550-1600 de la colección
de instrumentos astronómicos y de
navegación. Imagen: National Maritime
Museum, Greenwich, London.


Sobre el descubrimiento de la piedra imán existen muchas leyendas. Una de las más populares es la de un pastor de la región de Magnesia en Asia Menor que estando en el campo observó que una fuerza desconocida atraía su bastón, que tenía la punta de hierro. El filósofo griego Tales de Mileto, hacia 550 a.C., descubrió que la piedra imán podía atraer objetos de hierro y transferirles su capacidad de atraer otras piezas de hierro, es decir, magnetizarlos.


Aunque fue el ingeniero francés Petrus Peregrinus de Maricourt quien en el siglo XIII escribió el primer tratado que describe las propiedades de los imanes y explica cómo identificar los polos de las brújulas, entender el funcionamiento de la brújula no se logró hasta el siglo XVII, cuando el científico inglés William Gilbert abordó de modo riguroso el estudio del magnetismo. Gilbert realizó minuciosos estudios de las interacciones magnéticas y publicó en 1600 sus resultados en el libro De magnete, magneticisque corporibus, et de magno magnete tellure donde se encuentra la primera descripción exhaustiva del magnetismo. La mayor contribución del británico a la ciencia fue probar que la Tierra es, en sí misma, un colosal imán natural.


Los imanes naturales suelen llevar dos refuerzos de hierro forjado, fijados a cada lado de la piedra imán y unidos por brazaletes de latón o bronce. Estas armaduras terminan, en su parte inferior, con dos talones que son los polos norte y sur. Una vez armados pueden levantar mayores pesos porque los imanes naturales son muy débiles. Eran muy apreciados en los gabinetes del siglo XVIII, por lo que no resulta extraño que esta piedra imán llamara la atención de Pedro Franco Dávila para incluirla en su magnífico gabinete que también reunía objetos relacionados con la física y las matemáticas. Corresponde a la pieza 354, que aparece en la página 461 del Tomo II del Catalogue systematique et raisoné des curiosités de la nature et de lárt, qui composent le cabinet de M. Davila, publicado en París en 1767.


La piedra imán, que se exhibe en la Sala de Geología del MNCN, es una magnetita natural tallada y montada en un soporte de madera para demostrar la capacidad de campo magnético. Fue elaborada en 1757 por Pierre Le Maire II, miembro de una familia de fabricantes de instrumentos científicos, relojes de sol, instrumentos topográficos, matemáticos y de dibujo. Su taller, dirigido junto con su padre Pierre y su tío Jacques, estaba en el Quai de l'Horloge de París, y fabricó instrumentos para la Academia de Ciencias francesa.

iman paris
Imán natural fabricado en París en 1722 por Pierre Lemaire.
Imagen: Mus’X de L’École polytechnique de París.


Esta pieza es excepcional por su tamaño (altura: 88, anchura: 79, fondo: 31 cm). Lleva las siguientes inscripciones grabadas en las abrazaderas de latón: “Pierre Le Maire en París / 1757” y otra que indica su capacidad para soportar determinados pesos: “Péze Six livres 1 once / L. Eve 58 Livres Plus avec / Le petit contaque leve 62 Livres”. Se presenta con un montaje didáctico en el cual se muestra cómo una magnetita natural de 6 kg soporta una pieza de plomo de 60 libras, algo más de 27 kg. De esa misma casa parisina existe otro imán natural fabricado en 1722 por Pierre Lemaire, el padre, que se exhibe en Mus’X de L’École polytechnique de París. Este otro imán es de menores dimensiones que el del MNCN (altura: 45, anchura: 36, fondo: 20 cm) y puede soportar hasta 40 libras, en torno a 18 kg.


En el Archivo del MNCN existen varios documentos interesantes sobre esta pieza. Uno de ellos es la notificación de Franco Dávila al Conde de Floridablanca en julio de 1782 indicando que su colocación en el Real Gabinete no es la adecuada, ya que está arrinconada en un paraje oscuro e impropio en la sala de antigüedades de América, cuando “es uno de los objetos que excita con preferencia la curiosidad del público”. Dávila opina que debería colocarse debidamente en la sala de minerales. También pide que le proporcionen los desperdicios de tabletas y listonería de caoba que hay en uno de los sótanos, para construir la mesa y la urna donde irá colocado (Sig. ACN0073/664, Archivo MNCN). En esta carta, Dávila comenta que esto urge para que pueda exponerse cuando les visite Carlos Felipe de Francia, conde de Artois y hermano del rey Luis XVI.


Otro documento en el que se habla de esta pieza es la notificación del bibliotecario Manuel Castor a Eugenio Izquierdo, director del Real Gabinete tras el fallecimiento de Dávila, en mayo de 1802 informando que uno de los relojeros del rey pide permiso para usar la piedra imán y arreglar unas piezas de la maquinaria del reloj de Manuel Godoy conocido como Príncipe de la Paz (Sig. ACN0106/431, Archivo MNCN).


Bibliografía:


Davila, P. F. 1767.  Catalogue systematique et raisoné des curiosités de la nature et de lárt, qui composent le cabinet de M. Davila. Tome II. París.


Osuna, M. C., Onrubia, M., Martín, C. 2022. Catálogo de la Colección de Instrumentos Científicos Históricos. Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC). Madrid.